Mal Abrigo alfabetizándose

Mal Abrigo alfabetizándose

El CDR Mal Abrigo sigue avanzando en este proceso de acercamiento y conocimiento de los usuarios que se acercan a él, así como de sus diferentes intereses. Cada vez que alguien llega por primera vez al Centro se mantiene una conversación, en la cual el equipo de dinamizadores trata de explicar el objetivo del proyecto, la dinámica del centro, las posibilidades que desde aquí se le pueden ofrecer; de la misma manera en esa conversación intentamos ahondar en el conocimiento de nuestros usuarios, descubriendo sus intereses, sus inquietudes, sus necesidades.

Pasadas algunas semanas en las que pudimos compartir algunas conversaciones con nuestros usuarios, pudimos percibir, en muchos de ellos, la necesidad de (usando sus propias palabras) “aprender”, “hacer cursos”, “saber usar la computadora”, etc.

Como sabemos, y así se lo explicamos a nuestros usuarios, el objetivo de este proyecto no es “dar clases de informática”.

Sin embargo, consideramos que la idea de comenzar a formar grupos con el formato de pequeños talleres de corta duración, donde se puedan aprender las herramientas básicas que nos ofrece una computadora y concomitantemente aspectos del desarrollo de la comunidad. Es una forma muy válida de seguir conociendo los intereses de nuestros usuarios, siendo así un potencial de formación de nuevos grupos productivos con base en esos nuevos conocimientos e intereses.

Desde principios de julio el CDR Mal Abrigo cuenta con dos grupos de taller funcionando: uno está formado por 13 adolescentes liceales con algunos conocimientos básicos y muchas ganas de aprender. El otro grupo es algo más heterogéneo, y está formado por 15 adultos que en su mayoría están teniendo sus primeros contactos con una computadora, y lo que en los primeros encuentros era miedo por lo nuevo, por lo desconocido, hoy son ganas de aprender que contagian cada semana a nuevos usuarios. Es este grupo, que comienza a tomar contacto con estas herramientas tan nuevas para muchos de ellos, que hace que cada pequeño paso en este camino iniciado represente un gran avance para cada uno y para la comunidad. Este es el camino que construimos entre todos.

Yennifer Bonnahón

Dinamizadora Socio-Cultural

.